Los cincuenta Ángeles de tu alma / el Ángel de la discreción

Los cincuenta Ángeles de tu alma / el                             Ángel de la discreción

•★`.¸•★`.¸¸.`★•¸.`★••★`.¸•★`.¸¸.`★•¸.`★•

Decimos de una persona que es discreta, o que posee la virtud de la discreción cuando es capaz de mantener el secreto de algo que le hemos confiado. Se muestra reservada. No cotillea lo que le hemos dicho en confianza. Semejante discreción tiene algo superior. Junto a una persona discreta nos sentimos seguros. Y no nos hace preguntas molestas. No nos pondrá en ridículo ante terceros. La persona indiscreta, por el contrario, no tiene tacto, es impertinente. Se inmiscuye en cosas que no le competen. En nuestros amigos apreciamos la discreción. Sabemos que con ellos también está a salvo ese reducto interior en el que no queremos que nadie entre. No insisten innecesariamente. Y si hacemos una insinuación de que no queremos hablar de un tema concreto, lo captan y lo respetan.

Todos nosotros sentimos, pues, el deseo incontenible de decir, al menos a nuestro mejor amigo, lo que se nos ha confiado. O se lo decimos a otros bajo la promesa de que, por favor, no lo cuenten. Pero la promesa de guardar silencio es lo más quebradizo que alguien puede imaginar, pues cuando yo cuento algo bajo esa promesa, ya la he incumplido. Por eso tenemos que pedir discreción al Ángel, para que nos guarde de cotillear lo que otros nos han contado. Si no, llegará un momento en que ya no sabremos quién nos ha contado algo y en qué circunstancias.

Un diálogo debe permanecer reservado a los dos interlocutores. El diálogo necesita la seguridad de que las palabras no van a salir de ninguno de los dos. Sólo entonces puede cumplir su cometido. De lo contrario, nos asaltan constantemente el temor de que nuestro interlocutor va a contar lo que le hemos confiado en secreto.

Por cierto, la palabra discreción viene del verbo latino “discernere”, que significa discernir, distinguir. Por eso para San Benito y los primeros monjes la discreción era el don de distinguir y el don de la justa medida.

En consecuencia, el Ángel de la discreción desea introducirnos en el arte de discernir a los espíritus: si vienen de Dios o del demonio. Los primeros monjes desarrollaron criterios para distinguir si un pensamiento procede de Dios o de un demonio. Cuando un pensamiento de Dios, siempre genera paz interior y fortalece la vitalidad propia. En cambio, cuando un pensamiento viene de los demonios, entonces provoca en nosotros miedo y angustia, y nos paraliza. Pero no basta sólo con discernir los pensamientos propios.

El Ángel de la discreción desea hacernos sensibles para que podamos distinguir lo que es ahora necesario y lo que sólo satisface las expectativas de algunas personas. ¿qué responde ahora a la voluntad de Dios y qué responde a mi propia ambición?¿Dónde hay un impulso interior de Dios y dónde me es impuesto exclusivamente por mi superyó?¿Es adecuada mi reacción ante tal o cual persona, o responde únicamente a mi antigua visión de la vida?.

Necesitamos continuamente el Ángel de la discreción para descubrir lo que ahora, en este momento, es conveniente y adecuado,. Nos muestra dónde podemos percibir correctamente a nuestro prójimo y dónde lo vemos únicamente con las gafas de nuestras proyecciones.

Deseo que el Ángel de la discreción pertenezca siempre a tu lado, para que reacciones y hables adecuadamente y te decidas, de modo que de tus actitudes broten la vitalidad y la alegría. Y te deseo el Ángel de la discreción en  todas las conversaciones. Él te capacita para penetrar plenamente en la mente de tu interlocutor, sin insuflar lo que sabes de él y que has recibido de terceros.

El Ángel de la discreción hará llegar hasta ti  a muchas personas que van a depositar su confianza en ti, pues en todos nosotros hay un deseo ferviente de contar con personas discretas, personas que puedan distinguir lo que nos dicen y lo que no nos dicen.

Amén!

Pidele a el Ángel de la discreción que permanezca contigo eternamente!!!

La discreción es otra de las cincuenta virtudes y expresiones de Dios que habita en el alma de cada uno de nosotros.

Gracias infinitas por leerme y por seguirme. Feliz día  y un abrazo de luz a tu alma!!!

Ángeles Arcángeles Metafísica y espiritualidad

Si te gustan mis publicaciones puedes suscribirte a mi canal Mensajes de los Ángeles para ti en youtube

1 Comment

  1. Mareling cucalon says: Responder

    Necesito ayuda me estoy por volver loca

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!