MENSAJES DE LOS ÁNGELES PARA TI DIGEON 26/05/2023 – ÁNGEL DE LA ABUNDANCIA – ¿CÓMO TE AFECTAN LAS FASES DE LA LUNA?

MENSAJES DE LOS ÁNGELES PARA TI DIGEON 26/05/2023 – ÁNGEL DE LA ABUNDANCIA – ¿CÓMO TE AFECTAN LAS FASES DE LA LUNA?+

MENSAJE DE TU ÁNGEL Y DECRETO DIARIO

El MENSAJE DE LOS ÁNGELES PARA TI lo trae hoy el ÁNGEL DE LA ABUNDANCIA y te dice: CÓMO TE AFECTAN LAS FASES DE LA LUNA.- Amado mío, eres un ser espiritual que está conectado con todo el universo. El universo vive en ti y tú vives en el. Todas las cosas del universo están perfectamente conectadas y entrelazadas entre sí. Todo lo que sucede en el universo, por más remoto que sea, termina siempre afectándote de algún modo. Una de las cosas que te afectan y producen un impacto directo en ti son las fases de la luna. Y es que la luna pasa por diferentes fases. Cada fase es diferente en función de la posición que tiene la luna respecto a la tierra y al sol.

Hoy quiero mostrarte a través de esta enseñanza espiritual Como las fases de la luna te pueden afectar a nivel físico, mental, espiritual y emocional. La luna, es ese tal satélite brillante que ilumina las noches sobre la tierra. Que lleva luz en los momentos de de oscuridad. Cada una de estas fases tiene su propio encanto, sus propios dones y sus propias características que afectan a todas las criaturas que habitan en la tierra. Es importante que comprendas que más allá del aspecto físico con el que puedas ver la luna en cada una de sus fases, lo más importante es que tiene un impacto integral en tu SER.

Así, las fases de la luna afectan a tu existencia en múltiples aspectos. Desde la conexión espiritual hasta los posibles efectos físicos que puedan ponerse de manifiesto en tu cuerpo humano. Igualmente las fases de la luna pueden influir en tu estado mental, emocional y en tu estado de ánimo. A través de este mensaje te comparto esta información para que puedas profundizar en cada aspecto. Porque conocer el universo y su funcionamiento es también conocerte a ti mismo.

Abre tu mente y tu corazón y permite explorar como estas fuerzas celestiales afectan a tu existencia,Afectan a tu alma, tu cuerpo, tu mente y tus emociones. Las fases de la luna se repiten en un ciclo aproximado de 29,5 días. No obstante, pueden existir pequeñas variaciones en estas fases como consecuencia de la inclinación de la órbita de la luna y de la posición de la tierra y el sol.

A continuación, voy a explicarte brevemente en qué consiste cada una de estas fases lunares. Posteriormente te explicaré como estas fases pueden afectarte en tu conexión espiritual, qué impacto pueden tener en ti físicamente, de qué manera te pueden afectar mentalmente y por último, cómo puedes aprovechar el impacto de las fases lunares para tu bienestar integral. Existen ocho fases lunares. La primera de ellas es la luna nueva. En esta fase la luna está posicionada entre la tierra y el sol. Así, la parte iluminada de la luna no se puede ver desde la tierra, y aparece como una silueta oscura en el cielo. La segunda fase es la luna creciente.

En esta fase la luna empieza a moverse desde la posición que tenía anteriormente, es decir, comienza a moverse desde la posición de la luna nueva. En esta fase se ilumina una pequeña parte de la luna y se puede ver desde la tierra. La tercera fase es el cuarto creciente. Se trata de Una fase en la que la luna continúa con su movimiento y se va iluminando aún más. En esta fase. La mitad de la luna ya es visible desde la tierra. La cuarta fase es Gibosa creciente. Aquí la luna sigue aumentando su iluminación porque se está acercando cada vez más a la fase de luna llena. En esta fase se puede ver desde la tierra más de la mitad de la luna.

La quinta fase es la luna llena. En esta fase la luna se encuentra opuesta al sol. Por eso aparece completamente iluminada para la tierra. Esta luna se puede apreciar perfectamente con su forma redonda y se puede ver durante toda la noche. La sexta fase es Gibosa menguante. en esta fase, después de la luna llena comienza a disminuir la parte iluminada de la luna. Es decir, se va viendo desde la tierra un poco menos de la luna.

La séptima fase es el Cuarto menguante. Aquí la luna sigue disminuyendo su iluminación. Aunque aún la mitad de ella se puede ver desde la tierra. Y por último la octava fase es la luna menguante. Aquí la iluminación de la luna sigue disminuyendo poco a poco hasta llegar de nuevo a la luna nueva. Aquí no se puede ver la luna iluminada desde la tierra y comienza aparecer como una silueta oscura en el cielo.

Ahora que comprendes cuáles son las fases lunares voy a explicarte la conexión espiritual que existe entre ti y cada una de esas fases. El conocimiento de cómo afectan estas fases a las criaturas que habitan la tierra, se trata de un conocimiento ancestral, algo que proviene directamente de la sabiduría divina. Por este motivo numerosas civilizaciones de la tierra a lo largo de la historia han reconocido la influencia de la luna en sus vidas.

No es casualidad que diferentes culturas en diferentes lugares de la tierra desarrollaron tradiciones espirituales en torno a la luna. Pues de algún modo, los seres humanos saben que la luna es un elemento poderoso de transformación, renovación y conexión con lo divino. Y es que, a medida que las fases lunares van cambiando y evolucionando, son muchas las personas que notan diferencias en su estado de conexión espiritual. Así durante la luna nueva, esa fase en la que la luna está oscura en el cielo, si prestas atención a tu intuición y a tu voz interior notarás que sientes ganas de comenzar cosas nuevas, proyectos, metas y objetivos.

Y es que esta fase lunar es perfecta para fijar tus intenciones, para sembrar la semillas que más tarde recogerás.  La fase de luna nueva es por lo tanto un periodo de renovación, de comienzo. Esta sensación de renovación y de impulso se hace aún más grande con la siguiente fase, es decir, con la fase de la luna creciente. Pues en esta fase las energías de creación se intensifican y producen un impulso de elevación, crecimiento y expansión. Por lo tanto, esta fase es ideal para Fortalecer tu voluntad y para seguir trabajando en aquellas metas que habías establecido durante la luna nueva. Esta fase de la luna creciente es perfecta para emplear tu poder de manifestación.

La fase de Cuarto creciente es una fase que se caracteriza principalmente por la acción y el progreso. Es decir es la fase perfecta para comenzar a actuar con respecto a los objetivos que te habías planteado en las fases anteriores. Esta fase es un momento espiritual de empoderamiento, de conexión con tu fortaleza y con tu poder interior.

Esta fase es el momento ideal para comenzar a trabajar y a dar los pasos necesarios para cumplir las metas y los objetivos que te habías establecido en las fases anteriores. Durante la fase de la Gibosa creciente, la energía sigue en aumento, se sigue intensificando y se prepara para la culminación y la plenitud. Esta fase es una fase que te invita a la evaluación y la reflexión. A pensar en el progreso que has obtenido y el camino que has realizado. Es el momento oportuno también para hacer los ajustes necesarios y rectificar errores si el camino que estabas tomando no es el correcto.

Esta fase se trata de una fase de limpieza, de purificación y liberación. Pues es la fase que te prepara para la plenitud. Cuando la luna se encuentre en esta fase, tienes que saber que las energías de la propia luna te ayudarán a soltar, a dejar ir todo aquello que no te sirve y en definitiva, a deshacerte de las energías negativas. La siguiente fase es la de la luna llena, es el momento de máximo esplendor, de culminación energética. Es el momento de la plenitud.

Esta es la fase de mayor conexión espiritual. Es una fase en la que tendrás una conexión perfecta con tu ser, con tu yo superior, con todo el universo. Es posible que si tu conexión espiritual es muy grande te sientas un poco más sensible de lo normal durante esta fase. La fase de luna llena está compuesta por una serie de energías que son ideales para agradecer, para bendecir y para honrar. Es una fase de recibir. Y siempre que recibes tienes que agradecer. A medida que la fase de la luna llena termina y comienza a pasar a la fase de la gibosa menguante, las energías comienzan a renovarse, comienza la siguiente parte de todo el ciclo.

Comienza aquí un tiempo para la reflexión, para sanar y cuidar de ti mismo. Es un momento para reflexionar sobre Los pasos que has dado anteriormente y hasta dónde te han llevado. Porque de este modo te darás cuenta de los patrones de pensamiento y comportamiento que no te han beneficiado. Comienza aquí por lo tanto, un proceso de sanación física, mental, emocional y espiritual en la fase del cuarto menguante se produce la liberación final antes de que de comienzo el ciclo de la luna nueva.

Después de la evaluación y reflexión que se desarrolla en la fase anterior, en esta fase es el momento de abrirte a lo nuevo, de considerar nuevas posibilidades y de encontrar nuevas oportunidades. Esta fase es perfecta para realizar una limpieza energética en tu cuerpo, en tu alma e incluso de tu hogar, de los espacios que habitas. Porque en esta fase las energías de la luna te ayudarán a deshacer todo aquello que no necesitas y te prepararás en calma para la apertura de un nuevo ciclo.

Este es el impacto que las fases lunares tienen sobre tu conexión espiritual. Ahora te voy a hablar sobre el impacto que las fases lunares pueden tener sobre tu cuerpo físico. Y es que la luna está mucho más conectada a tu naturaleza humana de lo que crees. La luna es reguladora de todos los ciclos de los seres humanos, de todos los ciclos de su cuerpo. De hecho, existe una relación directa entre los ciclos menstruales y los ciclos lunares.

Hay mujeres en las que se produce una sincronización perfecta de sus ciclos con las fases lunares. Por eso cuando las mujeres tienen algún tipo de desajuste o desequilibrio en este sentido, deben acudir por supuesto a los profesionales de la salud para ocuparse de ese asunto. Pero pueden ayudarse mucho así mismas si además de guiarse por los profesionales de la salud, se conectan espiritualmente con los ciclos de la luna, porque estos son un regulador energético perfecto. También las fases lunares influyen directamente en las fases del sueño.

Por eso hay ocasiones en las que algunas personas pueden experimentar ciertas dificultades para conciliar el sueño o incluso pueden tener un sueño muy ligero en las fases de luna llena. Y es que las fases lunares tienen un impacto directo sobre el cuerpo físico de los seres humanos por eso los diferentes ciclos y alteraciones energéticas que se producen en tu cuerpo pueden estar muy relacionados con las fases de la luna, también las fases de la luna afectan al nivel energético o vitalidad que sientes en tu cuerpo. A tu capacidad de resistencia y de esfuerzo físico.

Así durante las fases en las que la luna va creciendo hasta estar llena. Existe un aumento en la vitalidad, la energía, incluso en la resistencia muscular. Y estas situaciones pueden ir disminuyendo conforme la luna va decreciendo. Más allá de estos casos concretos hay unas características generales de la influencia que ejercen las fases lunares sobre el cuerpo físico, y es que durante las fases de luna nueva los cuerpos físicos de los seres humanos, en general, experimentan una sensación de renovación, y pueden sentir la necesidad de reposar, descansar y de abastecerse de nuevas energías.

La fuerza y la vitalidad van aumentando movidas por la fuerza ascendente de la luna. Es posible que si prestas un poco de atención, esos días en los que te sientes con mucha energía y con muchas ganas de hacer cosas, estés atravesando una fase de luna llena. Pero no a todas las personas le afectan de la misma forma, hay personas a las que estas mismas fases les pueden producir una sensación de necesitar descanso, de necesidad de reponerse. Por eso es importante que comiences a prestar atención a tu cuerpo y a cómo reaccionas en cada momento.

Porque así comprenderás que los ciclos de la luna te afectan de un modo en concreto. También ten en cuenta que en función del nivel de conexión espiritual, que cada ser humano tenga en un momento concreto, pueden ser más o menos sensibles a las influencias de la luna. La clave aquí es observarte tomar conocimiento de ti mismo y ser consciente de que la luna ejerce influencia sobre ti. Porque la luna es uno de los elementos reguladores del universo. Es uno de los muchos que existen pero que tiene muchísima importancia para los seres que habitan en la tierra.

Por lo tanto, comprender tu conexión entre las fases lunares y tus propias fases personales. Te permitirá tomar conciencia de la unidad perfecta que existe entre ti y el todo. Te ayudará a comprender que existe una conexión divina entre ti y el universo. Te permitirá conocerte a ti mismo, y podrás ajustar tu vida a esas propias fases. Tus emociones, tu estado de ánimo, y tu estado mental general también pueden verse directamente influenciados por cada una de las diferentes fases lunares.

Si prestas un poco de atención, te darás cuenta de que las fases lunares no solamente afectan a tu conexión espiritual y a tu cuerpo físico, sino que también se producen cambios en tu estado mental y emocional durante las diferentes fases de la luna. Así, la luna nueva, que marca un nuevo comienzo, puede producirte una sensación de optimismo y de alegría. Esta fase de luna nueva, a nivel mental y emocional, es una fase perfecta para la reflexión, para el conocimiento de ti mismo, para conocer cuáles son los deseos de tu alma y las metas relacionadas con tu misión divina.

Es una fase perfecta para la visualización, pero sobre todo para desarrollar la autocompasión, el autocuidado. Es el momento perfecto para sentar las bases del amor propio hacia ti mismo, porque el amor comenzará siempre desde ti. A medida que la luna va creciendo tu estado de ánimo y tu estado emocional se pueden elevar. Es posible que en esta fase sientas que tu ilusión y tu motivación aumentan. Y esto es ideal para actuar con determinación, para no rendirte y para perseguir tus objetivos. En esta fase te podrás encontrar muy decidido y muy activo.

Pero debes tener cuidado de no estresarte demasiado en esta fase, porque tu energía se puede intensificar, puedes estar muy motivado e ilusionado, pero tienes que mantener el equilibrio, no puedes permitir que toda esa energía actúe de manera desbocada, porque si lo hace te causará muchísimo estrés. Por lo tanto, esta fase también es buena para aprender a controlar y gestionar el estrés, para cuidar de ti mismo y darte el tiempo y el espacio que necesitas.

A nivel mental y emocional en la fase de la gibosa creciente probablemente será la fase en la que surjan las emociones más intensas. Será una fase en la que tengas que tomar decisiones importantes y tengas que hacer frente a determinados desafíos. En esta fase la clave para mantener el equilibrio será el amor hacia ti mismo, la autocompasión, la paciencia y la confianza en el universo. En esta fase puedes hacer algunas actividades que te ayuden a conocer tus emociones, a gestionarlas y a cuidar de ellas. Esta fase es la fase propicia para cuidar de tu salud mental.

Durante la fase de luna llena las emociones pueden alcanzar su punto más alto. En esta fase es posible que te sientas muy sensible, que las emociones se produzcan con mayor intensidad, aunque pueda parecer abrumador el nivel de intensidad con el que se producirán las emociones durante esta fase;  Lo cierto es que esta fase puede ser ideal para el agradecimiento, porque surgen aquí los sentimientos de gratitud, de plenitud. Se produce aquí una sensación de bendición.

Puedes estar muy sensible porque durante esta fase suceden muchas cosas y es que es una fase de liberación y transformación. Esta fase es perfecta para practicar la gratitud, para bendecir, y para encontrar el equilibrio entre tu cuerpo, tu alma, tu mente y tus emociones. A medida que la luna comienza a menguar, puedes experimentar cierta disminución energética a nivel emocional y mental. Esta fase te invita a descansar, a cuidar de ti mismo y a reponerte.

Porque esta fase es una fase en la que comienza la restauración y la sanación. Y así estas fases en las que la luna se va haciendo más pequeña hasta llegar nuevamente a la luna nueva, debes aprovechar para cuidar de ti, para sanar tus heridas y para reconocer todas esas emociones que se han producido en tu interior desde que comenzó la luna nueva. Recuerda que cada persona es única, y que las fases de la luna le afectarán de manera diferente a cada individuo. Por eso hoy te invito a reflexionar sobre cómo te encuentras en cada una de las fases, a que prestes atención a ello porque de este modo te conocerás más a ti mismo y estarás en un mayor nivel de conexión espiritual. 

 

Te amo!!

 

Y como cada día, te hago una pregunta a ti, Y tú, ¿Comprendes que las fases de la luna tienen un impacto directo sobre toda tu existencia?

tu Ángel de la guarda

Hoy, Tu Ángel te dice:

Deja de centrarte en esas aparentes incapacidades, faltas, errores y fracasos. Convierte esas debilidades en tus mayores fortaleza, tus faltas y fracasos en virtudes.  En oportunidades para aprender, en lugar de poner el énfasis en lo negativo, debes dar la oportunidad a que lo positivo se manifieste en tu vida.

Mensaje del Arcángel Gabriel:

Siente en lo más profundo de ti auténtica belleza, virtud y bondad. Ten la fe de que están ahí y de que las encontrarás cuando las busques.

Mensaje del Arcángel Miguel. 

Amado Mío: Eres el resultado de lo que piensas, si, de tus pensamientos. Si piensas lo mejor, atraerás hacia ti lo mejor. 

¡Nos vemos en el camino!…

ॐ SÓLO AMA ॐ

Recuerda que como muestra de agradecimiento al universo, al compartir este artículo estarás enviando luz allí donde sea preciso. El compartir siempre te atraerá más y más de lo que compartas. Porque es una forma de desear a los demás lo que deseas para ti. Comparte y atraerás más bendiciones a tu vida.

 

MENSAJES DE LOS ÁNGELES PARA TI en YOUTUBE vídeo

 

 

 

 

 

DECRETO PARA LA PROSPERIDAD Y ABUNDANCIA:

«Al Ángel de la abundancia hago sonar mis campanas sin temor. Sabiendo que llega a mi vida, a mi hogar y a mi familia, todos los bienes que mi padre que está en el cielo tiene reservado para mi».

¡Gracias padre!

 

SECUENCIAS NUMÉRICAS ANGÉLICAS PARA HOY «2626″

«LA TRANSFORMACIÓN PERFECTA SE PRODUCE DESDE MI CONEXIÓN ESPIRITUAL. ES EL MOMENTO DE ABRIRME A NUEVAS OPORTUNIDADES» DI EN VOZ ALTA: «YO SOY RECIBIENDO BENDICIONES» PARA DECRETAR y COMPARTE. 

 

 

MENSAJES DE LOS ÁNGELES PARA TI

 

1/ DESBLOQUEO INSTANTANEO DE LA ENERGÍA DEL DINERO

 

2/ ARCANGEL URIEL Y LA ENERGÍA DEL DINERO. ATRAER DINERO y ABUNDANCIA. GANAR DINERO

 

3/ APRENDE A COMUNICARTE CON TU ÁNGEL DE LA GUARDA Y MIRA QUE AYUDAS TE PUEDE PRESTAR

 

4/ ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL PARA PROTECIÓN Y PARA DOMIR BIEN Y EN PAZ

 

5/ ORACIÓN PARA RECIBIR TODA CLASE DE BENDICIONES

 

6/ HAZ ESTA ORACIÓN A LA MANO PODEROSA PARA UN CASO DESESPERADO E IMPOSIBLE

 

7/ SOLO DI ESTAS TRES PALABRAS PARA SOLUCIONAR CUALQUIER PROBLEMA

 

8/ ORACIÓN AL ARCÁNGEL URIEL PARA LA ABUNDANCIA, LA PROSPERIDAD Y EL DINERO. 2

 

9/ ORACIÓN AL ARCÁNGEL MIGUEL PARA QUITAR BRUJERÍA Y ROMPER MALEFICIOS.

 

 

 

Licencia Creative Commons

Todos los derechos están reservados. El presente artículo es original de Digeon.net, y su reproducción total o parcial está sujeta a derechos de autor. Marca patentada.

 

Canalizados por María Hartacho.

 

 

Abrazos de luz a tu alma ¡Y que el día de hoy esté lleno de bendiciones para ti y los tuyos!

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.