• TIENDA DE VELAS

MENSAJES DE LOS ÁNGELES PARA TI DIGEON 12/05/2024 ARCÁNGEL RAFAEL:  LOS ÁNGELES TE OBSERVAN, TE ESTÁS EQUIVOCANDO.

MENSAJES DE LOS ÁNGELES PARA TI DIGEON 12/05/2024 ARCÁNGEL RAFAEL:  LOS ÁNGELES TE OBSERVAN, TE ESTÁS EQUIVOCANDO.

El MENSAJE DE LOS ÁNGELES PARA TI lo trae hoy el ARCÁNGEL RAFAEL Y TE DICE: LOS ÁNGELES TE OBSERVAN: TE ESTÁS EQUIVOCANDO.- Amado mío, hoy quiero decirte una verdad que necesitas escuchar. Los ángeles te observan, como sabes, todos los actos, palabras y pensamientos quedan grabados en los registros sagrados. Y hoy el universo lleva este mensaje para ti porque tienes que darte cuenta de que hay algo en lo que te estás equivocando. Porque crees que quieres algo. Hay algo que estás deseando con todas tus fuerzas, algo que está en tu mente todo el tiempo. Y crees que quieres ese algo, pero solamente te estás fijando en una parte. 

Estás viendo solamente lo bueno, lo brillante, lo emocionante. Te estás enfocando en eso, y te olvidas de lo demás. Y cuando quieres algo, debes comprender que hay cosas que también van incluidas. Cuando amas a alguien, lo amas con sus luces y sus sombras. Cuando quieres una familia, debes querer también las responsabilidades que ello conlleva.

Te estás equivocando porque cuando quieres algo, lo quieres con todo tu SER. Las cosas no son siempre fáciles, no puedes quedarte solamente con la parte fácil. Si quieres seguir por ese camino, tienes que tener en cuenta que tendrás que enfrentar también partes que son difíciles. Y debes mentalizarte para ello. Por eso, cada vez que quieras algo, debes preguntarte si realmente estás listo para todo lo que ello conlleva. Los ángeles te observan, y observan tus pensamientos. Saben que estás emocionado con un camino que vas a tomar, pero el universo quiere recordarte que no todo va a ser sencillo. Que tendrás que enfrentar algunos desafíos, y que tienes que pensar las cosas muy bien.

A veces hay cosas que anhelas pero aún no has logrado alcanzar. Y cuando se trata de obtenerlas, puede que sientas que no estás dispuesto a esforzarte lo suficiente. Tal vez estés agotado, o creas que requiere demasiado esfuerzo, o simplemente prefieras dedicarte a otras actividades en ese momento.

Hoy, te invito a reflexionar sobre esta lección espiritual. Te animo a que te cuestiones si realmente deseas esas cosas y a que descubras la verdad que yace en lo más profundo de tu ser. Porque para saber si realmente ansías algo, es crucial que seas honesto contigo mismo, que no te engañes y que te enfrentes a tu verdad interior con sinceridad.

Relájate, no tienes que justificar tus acciones ante nadie más que tú mismo. Este mensaje lo recibes para guiar tus decisiones y alinear tu vida con tus verdaderos deseos. Porque hay momentos en los que sientes que deseas algo, pero es importante ver si de verdad lo deseas, si es solo algo pasajero, un capricho o de verdad es algo que deseas con toda tu alma. Porque en la vida, todo tiene un precio, un esfuerzo y un camino que recorrer para alcanzarlo.

Algunas metas son sencillas de conseguir, mientras que otras pueden parecer más complicadas. Puedes determinar si realmente deseas algo reflexionando sobre si estás dispuesto a pagar el precio que conlleva.

Cuando persigues algo, no solo deseas el destino final, sino que también tienes que aceptar el viaje que conlleva llegar allí. Incluso en el amor, no puedes seleccionar solo las partes buenas; para amar verdaderamente a alguien, debes aceptar tanto sus virtudes como sus defectos, lo que te agrada y lo que te incomoda.

Si solo quieres algo a medias, en realidad no lo quieres. El verdadero deseo abarca todo, con todas sus implicaciones y facetas. Te animo a reflexionar sobre tus sueños, metas y deseos. Si solo los deseas pero no tomas medidas para alcanzarlos, terminarán causándote sufrimiento al dejarte insatisfecho.

En cambio, si te esfuerzas por alcanzar tus objetivos, aprenderás a apreciar el proceso y agradecer cada paso del camino. No hay nada de malo en darte cuenta de que lo que creías querer en realidad no es lo que te hace feliz. Reconocer esto es un acto de madurez y sabiduría.

Es esencial ser honesto contigo mismo y buscar las respuestas dentro de ti. Hoy te invito a embarcarte en ese viaje interior para examinar si realmente deseas algo con tanta intensidad. Quiero que comprendas que cuando hablo del «precio», no me refiero solo al costo económico. La sociedad a menudo se enfoca en comprar y vender como si eso fuera a garantizar la felicidad.

El verdadero valor de las cosas radica en el tiempo, el esfuerzo y el trabajo que se invierte en lograrlas. Lamentablemente, los seres humanos se han obsesionado mucho con la acumulación de bienes materiales. Y las personas se comparan constantemente entre sí. Esta obsesión ha llevado a muchos a valorar a otros según lo que poseen, desencadenando una competencia por tener más y mejores cosas.

Sin embargo, muchos olvidan que hay cosas que son dadas simplemente por existir, y todas tienen un valor igualmente importante. Algunas de estas cosas no tienen un precio monetario, pero otras requieren esfuerzo, tiempo y energía para conseguirlas. Sin embargo, cuando estás dispuesto a pagar ese precio, demuestras que realmente valoras lo que deseas.

Te invito a reflexionar sobre las cosas que anhelas pero aún no has logrado alcanzar. Sabes que estas metas no se materializarán por sí solas, ya que nada ocurre por casualidad. Detrás de cada objetivo, hay una serie de pasos que debes seguir, un camino por recorrer.

Es momento de considerar qué sacrificios tendrías que hacer para lograr tus deseos: El tiempo que tendrías que invertir, las actividades a las que tendrías que renunciar. Solo entonces podrás evaluar si realmente estás dispuesto a seguir ese camino. Si solo quieres el resultado final pero no estás dispuesto a pasar por el proceso necesario, quizás ese deseo no sea tan importante para ti como creías. Tal vez sea solo una atracción pasajera, pero no algo por lo que estés dispuesto a pagar el precio que conlleva.

Esta lección se puede aplicar a todos los aspectos de tu vida. Si no estás dispuesto a pagar el precio de algo, lo mejor es aceptarlo y seguir adelante. Puedes enfocarte en otras cosas que realmente deseas. Esto es válido para todas las áreas de tu vida y para todos tus deseos, incluso algo tan simple como comprar una blusa nueva.

Imagina que ves un anuncio de un nuevo perfume, y te parece muy llamativo y piensas que lo deseas, que lo quieres comprar. Te parece hermoso y crees que te hará muy feliz tenerlo. Sin embargo, ves el precio y te parece muy caro. Aunque tienes dinero para comprarlo, te pones a pensar en cuántas horas has tenido que trabajar para conseguir el dinero que cuesta ese perfume. Piensas también en otras formas en las que podrías gastar ese dinero que te harían más feliz, o en otras que necesitas más.

Así, empiezas entonces a reflexionar al precio que tendrías que pagar, a las cosas que tendrías que renunciar, y te das cuenta de que no vale la pena. Aunque el perfume sea maravilloso, te habrás dado cuenta de que simplemente no estás dispuesto a pagar ese precio. Y no porque no tengas ese dinero, sino porque es demasiado y no te compensa tanto esfuerzo. Y entonces, te das cuenta de que en realidad no deseabas tanto ese perfume como pensabas.

Esta reflexión también la puedes aplicar a todos los aspectos de tu vida, como las relaciones personales. Imagina que no tienes pareja y conoces a alguien que te parece muy atractivo y divertido. Al principio, te ilusionas y piensas que quieres formar una relación seria con esa persona. Sin embargo, a medida que la conoces mejor, te das cuenta de que no siempre es amable. A veces tiene cambios de humor negativos y puede ser injusta con los demás, proyectando sus propias frustraciones.

Esta persona puede tener días buenos, pero también tiene días en los que se comporta de manera egoísta o incluso se burla de los demás. Entonces, reflexionas y te das cuenta de que estar con ella tiene un costo para ti. Significa esforzarte por pasar tiempo juntos y a veces tolerar su mal humor, palabras hirientes o comportamientos humillantes.

Entonces te das cuenta de que, aunque esa persona tiene muchas cualidades positivas, también tiene aspectos negativos. Tendrás que sopesar si estás dispuesto a aceptar esos aspectos negativos junto con los positivos. No puedes forzar a alguien a cambiar, y es poco probable que esa persona lo haga solo porque tú se lo pidas.

Llega un momento en el que debes decidir si estás dispuesto a pagar el precio de estar con esa persona para disfrutar de las cosas positivas que ofrece. Es posible que, aunque hayas tenido momentos buenos juntos, los aspectos negativos sean demasiado desagradables para ti. Entonces, puedes llegar a la conclusión de que no estás dispuesto a pagar ese precio y que no quieres estar con esa persona.

A menudo, este proceso de reflexión puede resultar difícil, pero también es increíblemente liberador. Al reconocer qué precios estás dispuesto a pagar en tu vida y cuáles no, comienzas a tomar decisiones más acertadas para tu propio bienestar. A veces, puedes engañarte pensando que deseas algo, lo que solo te lleva a sufrir. Pero al considerar el precio que tendrías que pagar, te das cuenta de que en realidad no lo deseas.

Cuando aceptas esto, te liberas y puedes dirigir tu atención hacia otras cosas que realmente te hagan sentir mejor. Por otro lado, también puedes descubrir que realmente deseas algo porque estás dispuesto a pagar el precio que conlleva. Reflexionar sobre el costo te ayudará a comprometerte aún más con ese objetivo y a no dejarte vencer por los obstáculos que puedan surgir, ya que ya los habías anticipado y tomado una decisión al respecto.

Si realmente deseas algo, lo deseas por completo, tanto el resultado como el camino que debes recorrer para alcanzarlo. Todo es posible para ti, siempre y cuando estés dispuesto a pagar el precio necesario. Es importante recordar que el costo de algo para ti puede ser diferente al de otras personas. No debes compararte con los demás, sino enfocarte en ti mismo: en tus capacidades, habilidades y deseos. No hay nada que esté fuera de tu alcance si estás dispuesto a pagar el precio que conlleva.

Sin embargo, a veces el precio de las cosas es tan elevado que simplemente no vale la pena. En esos casos, es importante aceptar que realmente no deseas eso tanto como pensabas. Puede tratarse solo de una ilusión o un pensamiento que no se corresponde con la realidad. Es crucial ser honesto contigo mismo y reconocer cuando algo no es adecuado para ti, incluso si parece atractivo en un principio.

Por todo ello, los ángeles quieren que sepas que hay algunos aspectos de tu vida en los que te estás equivocando, porque en realidad no estás dispuesto a todo el esfuerzo que conlleva. y eso no es malo, está bien. Pero debes respetarte, debes hacer lo que tu intuición te indica.

 

Te amo!!

Y como cada día, te hago una pregunta a ti, Y tú ¿Comprendes ahora por qué te estabas equivocando?

tu Ángel de la guarda

En consejos para la vida Hoy el Ángel Digeon te dice: 

Con el paso de los años es posible que te des cuenta de que no siempre tomaste las mejores decisiones. Que has ido tomando caminos en la vida, que te han llevado hasta una posición en la que ahora mismo no deseas estar. Y cuando eso sucede, sientes mucha frustración, te gustaría dar la vuelta al tiempo y volver atrás.

Pero sabes que eso no es posible. Por eso, hoy quiero darte algunos consejos para no sentirte tan mal y para que comprendas que, después de todo, todas esas cosas tenían un propósito. Acepta la realidad tal y como es ahora mismo. No trates de escapar de esa realidad. Las cosas ahora mismo son como son.

Los pasos que has ido dando te han traído hasta aquí. También tienes que comprender que hay cosas que no podías controlar, cosas que han dependido de otras personas y de otras cosas. Por eso, no tienes que sentirte tan culpable.

Si ahora mismo no estás satisfecho con el lugar hasta el que has llegado en la vida, mira hacia atrás solamente para aprender la lección. Para revisar cuáles son los errores que cometiste y no volver a cometerlos. Porque ya no puedes volver atrás en el tiempo. Pero puedes cambiar tu presente.

Puedes hacer que todo eso sirva de algo. Y ahora, aún no es demasiado tarde. Puedes iniciar un nuevo camino. Puedes establecer nuevas metas, puedes reconducir tus pasos para estar mañana en un lugar en el que sí deseas estar.

El consejo para ti del Ángel Digeon hoy es:

La vida no siempre sucede como esperas. Y no siempre puedes tomar las mejores decisiones. Pero cuando cometes un error, no debes resignarte. Tienes que aprender de ello y seguir adelante. No renuncies a tu felicidad en el presente solamente por haber cometido algunos errores en el pasado.

Te amo, y deseo que actúes acorde a la sabiduría que te ilumina. 

Mensaje del Ángel de las Estrellas

Te comparto hoy mi luz para que encuentres la paz y la claridad mental que necesitabas. Estás pensando en muchas cosas al mismo tiempo, y tienes que estar en calma. Necesitas un poco de paz y eso es lo que te comparto hoy, paz y armonía para todo tu SER.

Mensaje del Arcángel Gabriel.

Mi amor por ti va más allá del espacio y del tiempo. Eres amado sin medida. Con todos tus defectos, con tus virtudes. Amo cuando sonríes, y te amo también cuando lloras. Estoy a tu lado para compartir mi amor infinito, para bendecirte y para cuidarte.

¡Nos vemos en el camino!…

ॐ SÓLO AMA ॐ

 

Todos los Mensajes de los Ángeles para ti lo puedes ver aquí

MENSAJES DE LOS ÁNGELES PARA TI

MENSAJES DE LOS ÁNGELES PARA TI en YOUTUBE vídeo

DECRETO PARA DESARROLLAR LA PACIENCIA:

«SOY UNA PERSONA PACIENTE Y TRANQUILA. ENFRENTO LOS DESAFÍOS CON CALMA Y SERENIDAD. COMPRENDO QUE TODO TIENE SU MOMENTO Y SU RAZÓN DE SER»

¡Gracias Padre que siempre me oyes!. Este decreto lo puedes realizar siempre que lo necesites.

Las Señales del Universo para hoy: 2424

ABRO MI CORAZÓN AL AMOR EN TODAS SUS FORMAS. EL AMOR LLEGA A MI Y ME BENDICE. DI EN VOZ ALTA: «YO SOY AMOR», PARA DECRETAR Y COMPARTE.

 

   TIENDA DE VELAS ONLINE DIGEON

Licencia Creative Commons

[clip_image004% 255B3% 255D.gif]Este mensaje angélico está canalizado por María HartachoTodos los derechos están reservados.El presente artículo es original de Digeon.net. Su reproducción total o parcial está sujeta a derechos de autor. Así como el logo.

©℗® Marca patentada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.